Cáncer de ovario: Síntomas, Etapas, Causas y factores de riesgo

El cáncer, sin importar dónde esté localizado, tiene el mismo origen, de igual forma pasa con el cáncer de ovario.

Se produce porque las células comienzan a crecer descontroladamente en el cuerpo.

Esto quiere decir que sin importar la zona del cuerpo, las células pueden convertirse en cáncer y extenderse a otros lugares.

En esta oportunidad hablaremos específicamente del cáncer de ovario, y todo lo que necesitas conocer de el.

¿Qué es el cáncer de ovario?

sintomas del cancer de ovario

Para responder a qué es el cáncer de ovario es necesario responder primero qué son los ovarios.

Se trata de las glándulas reproductoras del sexo femenino, estas producen los óvulos que permiten la reproducción.

De manera que el cáncer de ovario es una enfermedad que se produce por el desarrollo de células en el ovario que resultan cancerosas, estas crecen de forma descontrolada al dividirse.

La dinámica consiste en que los óvulos viajan por medio de las trompas de Falopio en dirección al útero, allí se implanta el óvulo fertilizado para que se desarrolle el feto.

Por otra parte, los ovarios son la principal fuente de las hormonas femeninas, de la progesterona y del estrógeno.

Hay un ovario ubicado en cada lado del útero en la pelvis.

Ahora bien, hay que tomar en cuenta que el cáncer en los ovarios se puede propagar a otros tejido produciendo lo que se conoce como metástasis.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de ovarios?

que es el cáncer de ovarios

El cáncer de ovario tiene distintos síntomas, cuando la enfermedad ha afectado otras zonas, más allá de los ovarios, los síntomas varían.

A continuación enumeramos los síntomas más comunes:

  1. Dolor en la pelvis
  2. Dolor en el abdomen
  3. Inflamación
  4. Sensación de llenura muy rápida
  5. Dificultad para digerir los alimentos
  6. Sensación de tener que orinar constantemente

Otros síntomas que podrían presentarse en caso de que se sufra de cáncer de ovario:

  1. Dolencias de espalda
  2. Dolor mientras se tienen relaciones sexuales
  3. Cambios en los períodos menstruales
  4. Inflamación abdominal
  5. Pérdida inexplicable de peso
  6. Cansancio
  7. Estreñimiento
  8. Daños estomacales

Ahora bien, hay que tomar en cuenta que estos síntomas podrían ser causados por otras enfermedades no cancerosas.

También pueden presentarse debido al cáncer de otros órganos. sin embargo, cuando son causados por cáncer en el ovario se identifican porque se hacen persistentes.

De igual forma cuando estos síntomas originan más cambios de lo normal, lo mejor es acudir al médico por un diagnóstico.

Una de las formas de identificar si se deben a un posible cáncer de ovario es que se presenten al menos 12 veces al mes.

En caso de que sea así, no dude en acudir al ginecólogo.

¿Cómo evoluciona el cáncer de ovario?

 

causas del cáncer de ovario

Para entender la evolución del cáncer de ovario, es necesario comprender la división o clasificación por etapas.

La identificación de la etapa o evolución del cáncer de ovario se puede determinar mediante la obtención del tejido para el diagnóstico.

En la intervención quirúrgica se toma muestras de tejido de diversas partes del abdomen y la pelvis para así realizar un examen con un microscopio.

Dependiendo de la etapa en la que se encuentre el cáncer de ovario será el tratamiento que se le dé.

La evolución del cáncer de ovario va desde la etapa I, hasta la etapa IV y a continuación mostramos como es:

Evolución del cáncer de ovario en la etapa I

En esta etapa el cáncer está solo dentro del ovario o de las trompas de Falopio.

No hay propagación a otros órganos, tampoco se ha propagado a los tejidos en el abdomen, ni de los ganglios linfáticos o la pelvis.

En esta etapa el cáncer de ovario puede evolucionar a la etapa IA, en la que aún no hay cáncer en la superficie externa.

Luego irá afectando ambos ovarios o ambas trompas de Falopio, esta es la etapa IB, en la que tampoco se extiende a la superficie externa.

El cáncer de ovario llega a la etapa IC cuando el tejido que lo envuelve se rompe durante la cirugía.

Tal eventualidad hace que el cáncer logre extenderse hacia la pelvis o abdomen.

En esa misma etapa el cáncer evoluciona hasta que alcanza la superficie exterior de uno de los ovarios o de las trompas de Falopio.

Cuando las células cancerosas están presentes en el líquido o en las muestras de abdomen, entonces el cáncer está en la etapa IC.

Evolución del cáncer de ovario en la etapa II

En esta etapa el cáncer, además de estar presente en una o ambas trompas de Falopio, o en uno o ambos ovarios, también se ha propagado.

Es así como el cáncer de ovario llega a órganos como el útero, el recto, la vejiga u otros de la pelvis.

Pero en esta etapa todavía no ha evolucionado lo suficiente como para propagarse en los ganglios linfáticos.

Dentro de esta etapa el cáncer de ovario puede propagarse al útero, esta se conoce como etapa IIA.

Existe la etapa IIB, en esta el cáncer ya ha alcanzado definitivamente los órganos cercanos a os ovarios.

Evolución del cáncer de ovarios en la etapa III

En esta etapa además de estar localizado en uno o ambos ovarios, o en uno o ambas trompas de Falopio, se ha extendido más allá.

Es así como llega hasta la membrana que cubre el abdomen, propagándose incluso hacia los ganglios linfáticos en la parte detrás del abdomen.

El cáncer continuará evolucionando, cuando las áreas de propagación en los ganglios linfáticos llegan a los 10mm de ancho se está en la etapa IIIA1.

Pero cuando estas áreas miden entre los cero milímetros y menos de diez, es la etapa IIIA2.

Además, en la etapa IIIA2 el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos retroperitoneales.

Dentro de esta etapa el cáncer puede evolucionar a la etapa IIIB, en el que ocurren depósitos de células cancerosas en el abdomen que ascienden a los dos centímetros.

En esta etapa, la evolución además se caracteriza porque se habrá extendido hacia los ganglios linfáticos.

Dentro de la etapa III también está la condición en la que el cáncer de ovario puede extenderse hacia fuera del hígado o del bazo, se le conoce como etapa IIIC.

Evolución del cáncer de ovario en la etapa IV

En esta etapa se da la evolución más avanzada del cáncer.

A estas alturas el cáncer se propaga por el interior del bazo, hígado, pulmones y otros órganos fuera de la cavidad peritoneal.

Se da en esta parte final de su evolución la etapa IVA, en la que las células cancerosas invaden el líquido que rodea a los pulmones.

También se da la etapa IVB, que es cuento se ha propagado a piel, cerebro, pulmones y otros órganos.

Diagnóstico

Para el diagnóstico del cáncer de ovario se aplican ciertos tipos de pruebas que permiten obtener información.

Estas pruebas además ayudan a determinar, en caso de que hubiese cáncer de ovario, en qué etapa de la evolución se encuentra.

A continuación un breve resumen de cada una de las pruebas:

Ultrasonido vaginal

Para llevar a cabo esta prueba para el diagnóstico del cáncer de ovario se inserta en la vagina una sonda, la cual se dirigirá hacia los ovarios y el útero.

Con el ultrasonido las ondas sonoras logran crear una imagen de os ovarios y determinar si hay quistes y tumores.

Examen pélvico abdominal

Este es el primer examen que se hace cuando se sospecha de cáncer en los ovarios.

Consiste en palpar el útero, los ovarios, la vejiga, la vagina y el recto, con el propósito de detectar cambios o alteraciones como una masa.

Análisis de sangre/de CA-125

Este análisis mide la sustancia CA-125, que es un marcador de tumores.

Si la mujer tiene cáncer de ovario, se encontrarás niveles muy elevados. Es mucho más efectivo para las mujeres menopáusicas.

Exploración por tomografía computarizada

Con esta exploración se crea una imagen tridimensional mediante la utilización de los rayos X.

Con el uso de una cantidad diminuta de radiación, a través de una radiografía se crea una imagen de las estructuras internas del cuerpo.

Se combinan las imágenes en una vista detallada de varios cortes transversales y así se pueden detectar tumores.

Exploración por tomografía por emisión de positrones

En esta se combina la exploración con una exploración computarizada, para crear imágenes de tejidos internos y órganos.

Para esta prueba que permitirá un diagnóstico se le inyecta a la persona una sustancia radiactiva y azucarada, que será absorbida por las células que usan más energía.

Luego por se procede a escanear la sustancia y así se generan las imágenes.

Paracentesis

El diagnóstico mediante esta prueba depende de la extracción de fluido peritoneal acumulado en el abdomen.

Luego se examina una muestra con un microscopio y así se detecta si hay señales de cáncer.

Imágenes por resonancia magnética

Para esto se utilizan campos magnéticos y no rayos X, así se logra producir imágenes detalladas que permiten medir el tamaño de un tumor.

Biopsia

Por medio de esta prueba se extirpa una pequeña cantidad de tejido que luego será examinada.

¿Cómo se trata el cáncer de ovario?

como tratar el cancer de ovario

Generalmente el cáncer de ovario es tratado mediante una combinación de cirugía y quimioterapia.

El tratamiento consiste en primer lugar extirpar el tejido canceroso a través de una intervención quirúrgica y en aplicar quimioterapias.

Para las quimioterapias se utilizarán medicinas con las que se apunta a eliminar el tumor o reducirlo.

Los medicamentos de la quimioterapia se pueden administrar por vía intravenosa, en píldora o de las dos formas.

También se pueden aplicar tratamientos como terapia dirigida, hormonal o radioterapia.

¿Por qué se produce?

Las mutaciones en el ADN son las razones por las que se produce el cáncer. Se sabe que ciertas alteraciones producen células cancerígenas.

Sin embargo se desconoce el por qué exacto. Pero a continuación describiremos los factores de riesgo.

Causas y factores de riesgo

Entre las causas y factores de riesgo, están:

Edad

El riesgo se incrementa después de los 40 años, y después de los 63 es todavía mayor el riesgo.

Obesidad

Las mujeres con un índice de masa corporal de por los menos 30, tienen más riesgo de cáncer de ovario.

Antecedentes en relación a la reproducción

Las mujeres que no completan sus embarazos tienen mayor riesgo de cáncer de ovario.

Igualmente aquellas que no tuvieron un embarazo a término antes de los 35 años, sino después.

Los medicamentos para la fertilidad

Quienes consumen citrato de clomifeno para la fertilidad por más de un año, son propensas a padecer cáncer de ovario.

Si adicionalmente no quedan embarazadas durante el consumo del medicamento tienen mayor riesgo.

El consumo de andrógenos

El consumo de las hormonas masculinas, andrógenos, incrementa el riesgo de padecer cáncer de ovario.

Antecedentes familiares

Aumenta el riesgo si la madre, hermana o hija, tiene o tuvo cáncer de ovario.

Conclusión

Por último basta añadir que si se quiere reducir el riesgo de cáncer de ovario es necesaria una buena alimentación.

Nuestra recomendación es bajar el consumo de grasas en la dieta diaria, en este sentido se debe incluir en la dieta verduras, vegetales y frutas. Los jugos verdes son una excelente opción.

También es importante el consumo de alimentos integrales como cereales, frijoles, arroz y granos.

Se debe evitar al máximo los embutidos y reducir el consumo de carnes rojas.