7 Remedios caseros para la dermatitis

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y es la que hace frente al contacto con todo el entorno. Por ende, no está exenta de sufrir episodios que puedan afectarla. Uno de las más comunes es la dermatitis y hoy revisaremos información muy pertinente para poder combatirla.

La dermatitis, también conocida como eccema, es un grupo de enfermedades que provocan inflamación de la piel. Estas enfermedades se caracterizan por producir picazón, piel roja y erupción cutánea.

Aún así, la medicina natural siempre ofrece la opción de remedios naturales para la dermatitis, que ayudan a la piel a volver a su estado normal.

A continuación te proponemos los más destacados remedios caseros para la dermatitis y los jugos naturales. Si estás sufriendo algún malestar en este órgano no tendrás más que aplicar uno de ellos y solucionarlo de una vez.

Los 7 remedios caseros para la dermatitis más efectivos

Lo mejor de aplicarse tratamientos hechos a base de productos naturales es que estos son muy delicados con la piel. Los que son de base cosmetológica, a veces pueden generar reacciones inesperadas, haciendo que el problema se haga peor.

Además, se realizan de forma muy sencilla, en su mayoría, sin la necesidad de aplicar complejos procedimientos. A continuación encontrarás los 7 mejores junto con los pasos para que puedas realizarlos de manera eficaz.

1. Baño de avena

avena

La avena es uno de esos alimentos que poseen importantes propiedades benéficas para la piel. Ella es capaz de nutrir y refrescar el área afectada ayudando a que se mejore rápidamente y dejándola aún más hermosa que antes.

Por esta razón, la avena es muy utilizada en todo tipo de productos cosmetológicos como cremas corporales, jabones de tocador, lociones, entre otros.

Para hacer un baño apropiado, sigue estos pasos:

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • 500 gramos de avena en hojuelas.

Preparación:

  • Hierve el agua con la avena en hojuelas.
  • Apaga el fuego y deja que repose un rato hasta que entibie.
  • Licua la mezcla para obtener una leche.

Modo de uso:

  • Este líquido puedes aplicarlo directamente sobre el área afectada.
  • También, tienes oportunidad de utilizarla para darte un baño.

Utilízala todos los días mientras dure el problema de dermatitis.

2. Compresas de tomillo

te de tomillo

Cuando tienes mucho ardor y picazón, el uso del tomillo puede ayudar a aliviarte. Por ende, forma parte de los mejores tratamientos caseros para combatir la dermatitis.

Puedes realizar este remedio así:

Ingredientes:

  • 1 taza de agua.
  • 2 cucharadas de tomillo.

Preparación:

  • Hierve el agua y, al conseguirlo, apaga.
  • Agrega el tomillo y tapa para que infusione.
  • Espera hasta que alcance una temperatura adecuada, que no queme la piel, antes de utilizarlo.

Modo de uso:

  • Toma un paño limpio e introdúcelo en la infusión.
  • Exprime el líquido sobrante.
  • Aplica en la zona afectada por un período de 15 minutos.

Realiza el procedimiento 2 veces al día.

3. Agua de manzanilla

te de manzanilla

Esta es otra de las hierbas que ofrece gran cantidad de beneficios por sus propiedades refrescantes y antiinflamatorias. Puedes consumirla en forma de infusión para aumentar los efectos positivos en el organismo. Sin embargo, el remedio presentado en este apartado es tópico.

Aun así, cumplirlo no conlleva mayores inconvenientes:

Ingredientes:

  • 1 taza de agua.
  • 3 cucharadas de manzanilla.

Preparación:

  • Hierve el agua y apaga.
  • Agrega la manzanilla y tapa.
  • Deja que repose hasta que alcance una temperatura apropiada para utilizar.
  • Cuela.

Modo de uso:

  • Puedes colocar el líquido es un envase con aspersor y rociar sobre el área afectada.
  • También, puedes hacer compresas con una toalla limpia, impregnándola en el líquido y colocándola, posteriormente, en donde exista la dermatitis.

Por su suavidad y efectos positivos, puedes utilizar este remedio cuantas veces desees.

4. Loción de miel

miel de abejas

La miel posee propiedades muy refrescantes para la piel que ayudan a combatir cualquier molestia que se tenga en la misma, como el ardor y la picazón. Además, cuando se sufre de algún tipo de dermatitis, es capaz de curar la zona más rápidamente que otros remedios.

Prepara el remedio así:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel.
  • Media taza de agua.

Preparación:

  • Diluye la miel en el agua tibia.

Modo de uso:

  • Aplica directamente sobre el área afectada.
  • Apoya el tratamiento con un leve masaje.

Esto podrás hacerlo un par de veces al día, retirándola después con agua fresca.

5. Aceite de coco

Este compuesto oleaginoso es muy útil para mantener la piel suave e hidratada. Gracias a las posibilidades que tiene de penetrar profundamente en la piel, resulta adecuada para combatir todo tipo de dermatitis.

No necesitarás, además, realizar un procedimiento extenso porque ya viene listo de fábrica. Solo deberás encontrar un sitio especializado en la venta de productos naturales donde puedas adquirirlo.

Modo de uso:

  • Lava y desinfecta bien tus manos.
  • Aplica un poco de aceite de coco en las palmas.
  • Frota (sin mucha presión) sobre el área afectada con la dermatitis.

Gracias a que es un agente muy puro y delicado, puede utilizarse en todas las áreas del cuerpo, incluso en el cuero cabelludo. Asimismo, podrás aplicarlo de 2 a 3 veces cada día.

6. Compresa fría de malva

Otra de las plantas que tiene importantes propiedades medicinales para atacar las erupciones y cualquier otra molestia en la piel, es la malva. Las compresas frías hechas en base a su infusión son capaces de ofrecer un alivio inmediato y duradero.

Prepara el remedio de la siguiente forma:

Ingredientes:

  • Hojas secas de malva.
  • 1/2 litro de agua.

Preparación:

  • Hierve las hojas de malva con el agua por 10 minutos a fuego bajo.
  • Apaga y deja reposar.
  • Cuela y guarda por un par de horas en el refrigerador.

Modo de uso:

  • Utiliza una toalla limpia e imprégnala del líquido.
  • Exprime.
  • Coloca en el área afectada por 20 minutos.

Repite cuantas veces quieras en el día. Será mejor esto que rascarse.

7. Gel de aloe vera

aloe vera

Y una de las plantas que más utilidad tiene en la medicina natural es el aloe vera. Sus múltiples beneficios la hacen muy buscada para atacar todo tipo de enfermedades, y las de la piel no son la excepción.

En este caso, no necesita mayor preparación pues lo que se busca es aplicar directamente el gel. Sin embargo, te ofrecemos el paso a paso para que lo ejecutes de la mejor manera:

Ingredientes:

  • 1 penca de aloe vera.

Preparación:

  • Lava y pela la penca de sábila.
  • Con ayuda de una cuchara y un envase, raspa el interior para extraer el gel.

Modo de uso:

  • Lava y desinfecta bien tus manos.
  • Con ayuda de la yema de los dedos aplica un poco de gel sobre la zona afectada.

Esto te ayudará a calmar el dolor, la picazón y el ardor. Por lo tanto, podrás utilizarlo varias veces al día. Es muy importante no tomar sol.

Jugos naturales para la dermatitis

Otra forma de aplicar la medicina casera en el tratamiento de enfermedades es mediante los jugos naturales. Estos tienen la posibilidad de ofrecer distintos beneficios al organismo desde adentro, además que resultan nutritivos y útiles para mantenerse alimentados si el apetito queda de lado.

A continuación te presentaremos algunas versiones específicas para la dermatitis.

1. Jugo verde

Los jugos hechos a vegetales verdes son muy nutritivos. Esta versión, en especial, ayuda a mantener bien humectada la piel, otorgándole suavidad y elasticidad.

Puedes prepararlo de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 3 tallos de apio.
  • 1 puñado de espinaca.
  • 1 tomate.
  • 2 tallos de espárragos.
  • 5 uvas.
  • 1/2 vaso de agua.

Preparación:

  • Lava y desinfecta las hojas de espinacas y el apio.
  • Colócalas en una licuadora y procesa.
  • Aparte, lava y pica el tomate y los espárragos.
  • Utiliza una licuadora y procesa ambos ingredientes.
  • Después, añade el jugo obtenido del apio y las espinacas.
  • Lava las uvas y extrae las semillas.
  • Añade las uvas al jugo anterior y mezcla bien.

Consúmelo una vez al día mientras dure el malestar.

2. Jugo de aloe vera

jugo de manzana y aloe vera para la gastritis

Así como funciona aplicar su gel, el jugo también es muy útil para darle nutrientes a la piel desde la parte interna del cuerpo.

Prepáralo así:

Ingredientes:

  • 1 penca de aloe vera.
  • 1 limón.
  • 1/2 vaso de agua.

Preparación:

  • Lava y pela la penca de aloe vera.
  • Colócala bajo el grifo para retirar todo el gel pues este resulta muy amargo al paladar.
  • Pícala en trozos y colócala en la licuadora.
  • Extrae el jugo del limón y añade al aloe vera.
  • Procesa con el agua.

Este jugo será mejor consumirlo diariamente en ayunas.

Alimentos que te ayudan a combatir la dermatitis

Como en todos los casos, la alimentación juega un papel fundamental en el cuidado de la salud. Esto incluye, evidentemente, el resguardo de la piel.

Si estás sufriendo algún episodio de dermatitis, será recomendable aumentar el consumo de algunos alimentos que darán beneficios importantes a la mejoría de la enfermedad. Estos son:

  • Omega-3: tienen propiedades antiinflamatorias que contribuyen de manera efectiva en la salud de la piel. Un ejemplo de alimentos que lo contienen es el pescado azul.
  • Vitaminas del complejo B: sobre todo, la B-1 y la B-9 (ácido fólico). Ambas son capaces de ayudar a la restitución de la piel y a su mantenimiento en buen estado. Podemos encontrarlas en: cereales integrales, espárragos, lácteos, maíz, brócoli, etc.
  • Selenio: ayuda a mantener con buena elasticidad la piel por lo que es determinante cuando existen problemas de dermatitis. Se puede encontrar en aves, arroz integral, pescado.
  • Vitamina A: es útil para mantener la piel en buen estado, pero también influye en la destrucción de los efectos negativos que sobre ella se generen como eccemas o erupciones. Se encuentra en las espinacas, las zanahorias, los pimientos, las coles de bruselas, entre otros.

Alimentos que debes evitar consumir

Existen alimentos que pueden haber sido los productores de la dermatitis. A este tipo se le conoce como dermatitis alérgica. Por lo tanto, si se conoce cuál fue el que originó la reacción alérgica, debe eliminarse de la dieta de forma inmediata.

Algunos alimentos que tienen elevados componentes que son capaces de producir alergias son los frutos secos, el huevo, los crustáceos, algunos pescados, entre otros.

Otras variaciones que es mejor dejar de lado sea cual sea el origen de la dermatitis son las frituras, la sal, las bebidas muy azucaradas como los refrescos de cola, el café y el té.

Conclusión

La dermatitis puede prevenirse manteniendo unos cuidados, poco complejos, de la piel. Ella cuenta con aceites esenciales propios que deben mantenerse en buen estado para evitar la resequedad.

Por esta razón, no es recomendable tomar duchas muy largas, así como evitar el uso de jabones muy potentes. Lo mejor es enjabonarse una sola vez y utilizar una pastilla suave.

Una buena idea para mantener nutrido este órgano es el uso de aceites de baño, ellos causan una buena fragancia y evitan que la piel se seque en demasía.

Por último, es necesario aplicar alguna crema hidratante que te permita tenerla siempre bien humectada. Como todas las pieles no son iguales, esta elección deberás hacerla con mucho cuidado según tus características particulares. De preferencia que sea sin perfume.