Remedios caseros para la ciática

La ciática consiste en molestos dolores, hormigueos y adormecimientos que ocurren en el nervio ciático y que engloban desde las piernas, subiendo a través de los glúteos y la parte baja de la espalda.

La buena noticia es que este tipo de dolencia puede aliviarse muy rápidamente.

Otra muy buena noticia  es que siempre podrás contar con la medicina natural para socorrerte de manera eficaz en cualquier asunto de salud que estés presentando. Tal y como lo haremos a continuación con este tema.

Los 7 remedios caseros para la ciática más efectivos

El nervio ciático tiene la compleja función de ordenar los impulsos necesarios para que se ejecuten correctamente todos los movimientos que realizamos.

De allí su importancia de estar siempre en óptimas condiciones de funcionamiento. Pero, también es una zona muy delicada que puede ser afectada muy fácilmente cuando existe alguna presión o daño. Incluso por la presencia de alguna hernia discal.

Si estás padeciendo de este malestar y deseas solventarlo de una vez, no puedes dejar de utilizar alguno de los remedios naturales que hemos seleccionado para ti y que seguramente te serán de mucho provecho.

1. Pomada de árnica

Las cremas y pomadas de uso tópico son lo más adecuado en estos casos ya que actúan de manera directa en la dolencia y trabajan para lograr la total desinflamación del nervio.

El árnica es un ingrediente natural bastante eficaz en el tratamiento de este tipo de dolencias y también es útil en aquellos que afectan a nivel muscular.

Para realizar la pomada solo deberás seguir los siguientes pasos:

Ingredientes:

  • 1/2 cucharada de aceite de coco.
  • 1/2 cucharada de cera de abeja.
  • 1 cucharadita de aceite esencial de árnica.
  • 1/2 cucharada de manteca de karité.
  • 5 gotas de aceite esencial de romero.

Preparación:

  • Con la ayuda de un microondas, derrite la cera de abejas, la manteca de karité y el aceite de coco. También sirve hacerlo sobre la cocina a fuego bajo, sin dejar que hiervan.
  • Retira del fuego y agrega el aceite esencial de árnica y el aceite de romero y mezcla bien.
  • Dispón de un recipiente con tapa para guardar la mezcla. Puedes aprovechar alguno que tengas vacío de otra crema.

Modo de uso:

  • Aplicar una cantidad generosa en el área que se encuentre afectada unas 3 o 4 veces al día.
  • En caso de que esté muy espesa al momento de utilizarla, déjala unos minutos en baño de maría removiendo constantemente.

2. Leche de almendras con ajo

leche de almendras

El ajo es muy reconocido por ser un elemento bastante efectivo en el combate de los problemas inflamatorios. En este caso, será muy beneficioso como complemento de cualquier tratamiento de la ciática, tales como masajes o terapias.

Para prepararla sigue el esquema presentado a continuación:

Ingredientes:

  • 1 taza de leche de almendras.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de miel pura de abejas.

Preparación:

  • Pela el ajo y procede a triturarlo.
  • Añade la pasta de ajo a la leche y mezclalos.
  • Si lo deseas, puedes agregar miel de abejas que te permita mejorar el sabor de la bebida.

Para lograr mejores efectos, lo más provechoso será consumir la bebida fría. Sin embargo, también podrás hacerlo caliente si es de tu preferencia.

3. Infusión de cúrcuma

agua de curcuma para ell higado graso

La cúrcuma contiene un poderoso elemento desinflamatorio conocido como curcumina. Este es capaz de ayudar en los problemas, tanto del nervio como de los músculos que causan la ciática.

Cuando el consumo de la cúrcuma se hace de forma caliente, se logra potenciar sus efectos haciendo que las dolencias se paren de forma más rápida.

Puedes preparar la infusión con esta sencilla receta:

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua.
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida.
  • 1 chorrito de limón.
  • Una cucharada de miel.

Preparación:

  • Coloca a hervir el agua.
  • Incorpora la cúrcuma molida y deja que hiervan juntos por 15 minutos a fuego lento.
  • Apaga y deja reposar.
  • Con la ayuda de una bolsa coladora, retira el exceso de polvo de cúrcuma.
  • Agrega un chorrito de limón y una cucharada de miel por cada taza de infusión que vayas a consumir.

Otra forma de preparar esta bebida es con leche tibia de avena, arroz o soya.

4. Infusión de sauce

Esta planta contiene una sustancia conocida como salicina la cual es un compuesto analgésico de mucho valor y, por esto, suele ser utilizada en la fabricación de la aspirina.

Su uso en los tratamientos de los problemas de ciática está comprobado por personas de todo el mundo y, por ello, forma parte de este selecto listado.

Para preparar la infusión, realiza estos pasos:

Ingredientes:

  • 1 trozo de corteza de sauce.
  • Medio litro de agua.

Preparación:

  • Coloca en proceso de hervor el agua con la corteza de la planta por 15 minutos.
  • Después, retira y deja reposar para colar.

Modo de uso:

  • Consume una porción de líquido cada 8 horas.

5. Té de tomillo, ortiga y orégano

te de tomillo

Las hierbas siempre serán buenos aliados para combatir cualquier tipo de problemas de la salud. Lo único es conocer con certeza cuáles son útiles para determinados problemas y, en este caso, el tomillo, la ortiga y el orégano son de las más útiles para la ciática.

Esto es debido a que contienen variadas propiedades antiinflamatorias que actúan directamente sobre el área afectada brindándole un alivio oportuno.

El té podrás hacerlo de la siguiente forma:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de tomillo fresco.
  • 1 cucharada de orégano.
  • Una cucharada de ortiga.
  • 1 litro de agua.

Preparación:

  • Coloca todas las hierbas en el agua y deja hervir por 15 minutos.
  • Apaga el fuego y deja reposar por 10 minutos.
  • Cuela como harías de costumbre y reserva en una jarra especial para esto.

Modo de uso:

  • Bebe un vaso del líquido obtenido dos veces al día.

6. Té de valeriana

infusión-valeriana

La valeriana es una planta que tiene efectos relajantes de actuación muy rápida y localizada, lo que aportará rápidos alivios a las molestias causadas por la ciática.

Su preparación es muy fácil y rápida y lo lograrás así:

Ingredientes:

  • 2 hojas de valeriana.
  • 1 taza de agua.

Preparación:

  • Hierve las hojas de valeriana con el agua.
  • Deja reposar y después cuela.

Lo mejor es consumir cuando esté aún tibio el té. Y entre las recomendaciones para lograr efectos más inmediatos destacan consumir una taza en ayunas y otra por la tarde.

7. Compresas frías y calientes

compresas frias y calientes

Este es un sistema muy efectivo para ayudar a calmar los dolores y, además, a eliminar la inflamación provocada por la ciática.

Por otro lado, no necesita mayores ingredientes y la podrás realizar en cualquier momento que así lo dispongas logrando beneficios rápidos.

Modo de uso:

  • Selecciona 4 cubos de hielo e introducelos en una bolsita con cierre hermético.
  • Envuelve la bolsa en una toalla limpia y aplica sobre la zona de la molestia por 20 minutos.
  • Seguidamente, con la ayuda de un paño humedecido en agua tibia o alguna bolsa térmica, aplica calor en la misma zona por 20 minutos más.
  • La idea es ir alternando entre ambas temperaturas hasta que el dolor desaparezca.

Jugos naturales para la ciática

Los jugos forman parte indispensable de la dieta de cualquier persona. A través de ellos se pueden obtener numerosos nutrientes de forma rápida y sencilla. Además, son muy útiles cuando el sabor de algún alimento físico no es agradable o se imposibilita su consumo en forma natural.

Para la ciática también existen mezclas de jugos naturales especiales que logran resultados óptimos al combinarse con otras estrategias físicas o de acción localizada como compresas, ejercicios o masajes. Algunos de ellos se mencionan a continuación.

1. Jugo de apio y papas

jugo-apio-y-papa

Las propiedades que poseen estas dos verduras son muy valiosas para mantener en buen estado el nervio ciático. Gracias a que es un  antiinflamatorio por excelencia, se estimula la capacidad del cuerpo de volver a su estado natural y eliminar toda la sintomatología.

Para preparar este jugo solo deberás cumplir estos pasos:

Ingredientes:

  • 2 papas.
  • 2 apios.

Preparación:

  • Lava y pela las verduras.
  • Pásalas por un extractor de jugo.
  • Recoge la mayor cantidad de líquido que puedas y consume inmediatamente.

Lo más importante en esta preparación es que las cantidades de papa y apio sean iguales.

2. Jugo de perejil y zanahoria

jugo de zanahoria fresco

Una de las verduras más beneficiosas para mantener un buen estado de salud es la zanahoria. Sus propiedades facilitan que los nervios se mantengan a tono y, por ende, ayuda a controlar el dolor en el nervio ciático.

Para preparar el jugo sigue las instrucciones que se destacan a continuación:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de perejil.
  • 3 zanahorias.

Preparación:

  • Lava, pela y corta las zanahorias.
  • Lava el perejil.
  • Incorpora ambos ingredientes en la licuadora y procesa.
  • Consume en ayunas.

Alimentos que te ayudan a combatir la ciática

Una alimentación adecuada mientras exista una condición de ciática (o cualquier otro quebrantamiento de salud) será fundamental para mejorar rápidamente. Por ello, se hace imprescindible conocer que los nutrientes más importantes son el magnesio, el omega 3, las vitaminas del complejo B, la fibra y los fitonutrientes.

Todas estas variedades las podemos conseguir en una gran cantidad de alimentos como: espinacas, brócoli, fresas, frijoles, yogur natural, nueces, acelga, banana, almendras, orégano, cúrcuma, jengibre, berro, rábanos, entre otros.

Quizás, en determinado momento no tendrás acceso a todos los alimentos que son recomendados. Pero, lo importante es establecer un nivel lo más balanceado que puedas a los fines de lograr obtener los resultados esperados en el menor tiempo posible.

Alimentos que debes evitar consumir

Desde el punto de vista opuesto, existen alimentos que causan mucho daño haciendo que el problema se torne más crónico. Por esta razón, es recomendable minimizar su consumo.

Entre estos alimentos se encuentran:

  • Las carnes rojas.
  • Quesos y productos lácteos, excepto el yogur. Aquí se debe tener especial cuidado con aquellos con alto contenido de sal y los que han pasado por un proceso de maduración.
  • Bebidas con alto contenido de cafeína, energéticas o muy azucaradas.
  • Bebidas alcohólicas en todas sus presentaciones.
  • La sal refinada. En estos casos se puede optar por sal gruesa que tiene mejor nivel de minerales.
  • Frituras, sobre todo aquellas de obtención industrial y empaquetado al vacío.
  • Harinas de cualquier tipo, pudiendo sustituirlas por versiones integrales. También aplica para sus productos finales, como el pan.

Conclusión

Los masajes ayudarán a estimular la circulación y, por ende, contrarrestan el dolor excesivo. Estos son parte fundamental del mejoramiento rápido y oportuno de esta molestia. Incluso, muchos de los tratamientos médicos tradicionales incluyen sesiones de fisioterapia.

Sin embargo, debe hacerse con suficiente cuidado para evitar que en vez de subsanar el problema se termine aumentando por alguna distensión muscular. También es bueno acompañarlo con el uso de algún aceite esencial o crema hidratante que permita movilizar las manos más fácilmente.

En todo caso, siempre será adecuado visitar a un profesional de la salud que pueda orientarte sobre las mejores estrategias. Pero, esto no deberá poner a un lado toda la información aquí descrita pues ha sido probada por miles de personas antes de nosotros.