Descargar en PDF

Obesidad: Causas, complicaciones y cómo tratarla

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza porque el paciente tiene un peso excesivo de acuerdo a su estatura.

Trayendo consigo la posibilidad de enfermedades graves.

Se puede controlar sí se ubica el origen de la obesidad y se siguen los lineamientos necesarios para combatirla a largo plazo.

En el escrito que está por leer profundizamos en el complejo tema de la obesidad, sus causas, sus tratamientos y sus complicaciones, así como la forma de combatirlo, incluyendo dos excelente remedios caseros.

Pasemos entonces, a hablar de:

¿Qué es la obesidad?

Padecer de obesidad es tener un peso corporal por encima del que debe tenerse de acuerdo a la fisonomía y estatura.

Es una enfermedad crónica que tiene tratamiento y se denomina así cuando se tiene demasiada grasa alojada en determinadas partes del cuerpo.

El organismo se compone de agua, grasa, proteína, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

La medida de la cintura es la manera de calcular la obesidad, cuando supera las 35 pulgadas en la mujer y las 40 en el hombre se considera una cintura de alto riesgo.

Se considera de alto riesgo la obesidad, ya que acentúa y agrava a corto plazo  posibles patologías graves como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares, problemas gastrointestinales y hasta cáncer.

La obesidad se va presentando con el paso del tiempo, por consumir un exceso de calorías, ralentización del metabolismo y sedentarismo. Lo importante es que al perder peso comienza a mejorar las afecciones y limitaciones que da ser obeso.

Síntomas de la obesidad

Son diversos los síntomas causados por la obesidad:

La acumulación de grasa por debajo del diafragma  y por la pared torácica causa problemas para respirar, ya que limita el funcionamiento. Hay síntomas de falta de aire y ahogo con el esfuerzo más mínimo.

Así mismo, entre los síntomas se consigue el problema del sueño, como la apnea del sueño, causando somnolencia y otras afecciones derivadas de la apnea.

Un exceso de peso corporal causa lumbalgias, agravamiento de artrosis, especialmente en rodillas caderas y tobillos.

También se padecen trastornos cutáneos, ya que la superficie corporal es escasa en comparación con el peso y no pueden liberar el calor y sudan con mucha más frecuencia.

La tumefacción de los pies y tobillos es frecuente porque se acumulan pequeñas dosis de líquido.

Existen una serie de afecciones puntuales:

  • Dificultad para dormir.
  • Roncar
  • Calor permanente.
  • Depresión.
  • Baja autoestima.
  • Sarpullido o infecciones debajo de los pliegues de la piel.

Causas de la obesidad

Son diversas las causas que originan la obesidad.

Pueden existir influencias genéticas, hormonales, como problemas en la tiroides,  problemas alimenticios y un sedentarismo, causan que se acumule grasa en demasía y devenga en obesidad.

Entre las causas médicas de la obesidad está el síntoma de Prader – Willi, el síndrome de Cushing, por nombrar solo dos.

Los factores comunes de la obesidad son:

  • El sedentarismo es una de las principales causas. No quemar calorías y comer todos los días, causa un exceso de calorías en el organismo y deviene en obesidad.
  • Problemas con la dietas, al comer alimentos ricos en grasas, frituras, comidas rápidas.

Entre otras causas de la obesidad están:

  • Genética. Esta cumple un rol respecto de la eficiencia con que el cuerpo convierte los alimentos en energía y cómo los va quemando.
  • Los hábitos de familia influyen en la obesidad, si los padres son obesos es probable que también lo sea usted. No solo por la genética, sino por los hábitos de familia.
  • Algunos medicamentos también pueden causar obesidad, como antidepresivos anticonvulsivos, medicamentos para la diabetes, anti psicóticos, esteroides y betabloqueantes.
  • Algunas mujeres luego de dar a luz tienen problemas para recuperar el peso.
  • Así mismo también cuando alguien ha fumado por muchos años y deja de hacerlo podría aumentar de peso.
  • La falta de sueño también tiene una influencia significativa en el aumento de peso, ya que los cambios hormonales causan la ansiedad por comer.

Entre las complicaciones de la obesidad  está:

  • Triglicéridos y colesterol altos.
  • Diabetes
  • Problemas de tensión arterial.
  • Accidente cerebro vascular.

¿Cómo se trata la obesidad?

La mejor forma de tratar la obesidad es prevenirla, pero si ya la padece los médicos lo consideraran un paciente crónico que requiere un tratamiento a largo plazo, con normas alimentarias, ejercicio y terapia farmacológica.

El obeso no debe perder kilos sino masa magra, son perdidas que se van logrando poco a poco, esto para reducir el riesgo de muerte por problemas cardiovasculares y metabólicos.

La forma de tratarla es:

  • Haciendo ejercicio regularmente, ya sean caminatas o tomando una actividad física que se congracie con el paciente y le ayude a sudar y quemar calorías.
  • Seguir una dieta saludable, regida por un nutricionista que la adapte de acuerdo a su condición y la vaya modificando con los progresos que vaya teniendo a lo largo del tiempo.
  • Controlar el peso regularmente para ver los avances, igualmente es recomendable no obsesionarse con el peso, sino dejar que el cuerpo vaya fluyendo siguiendo las pautas de los doctores.
  • Ser constante y perseverante en la búsqueda del peso ideal es primordial para conseguir el peso que su cuerpo necesita.

2 Remedios caseros para la obesidad

No solo con remedios caseros se logra el peso ideal, es importante seguir una serie de hábitos que coadyuven a reducir la cintura y tener un peso de acuerdo a la estatura.

A continuación dos de los mejores remedios caseros para complementar su regimiento de pérdida de peso.

Jugo de limón y pimienta negra

Este es uno de los mejores remedios caseros para luchar contra la obesidad. Mejora la digestión y promueve la desintoxicación.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de jugo de limón.
  • Media cucharadita de polvo de pimienta negra
  • 1 vaso de agua

Preparación:

  • Mezcle las tres cucharadas de jugo de limón con el agua.
  • Coloque la media cucharada de pimienta negra
  • Mezcle

Beba todas las mañanas en ayunas durante tres meses, esta bebida le ayudará a limpiar las toxinas del cuerpo.

Vinagre de sidra de manzana

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana
  • Un vaso de agua.

Preparación:

  • Mezclar los ingredientes.

Beber diariamente en las mañanas, antes de las comidas, el vinagre ayuda a descomponer la grasa y va reduciendo el peso poco a poco.

Conclusión

La obesidad es una enfermedad crónica que va limitando el cuerpo exteriormente en movimientos básicos. A profundidad va causando afecciones en los órganos, ya que la grasa va recubriéndolos y acentúa la posibilidad de enfermedades.

La obesidad puede causar enfermedades de etiología grave que a largo plazo terminan en la muerte.

Es importante tener un peso ideal para reducir el riesgo de enfermedades en el organismo.

Buenos hábitos de vida y una alimentación balanceada previenen el aumento de peso.