Cómo curar llagas en la boca y aftas en la lengua

Las aftas  son irritaciones que aparecen en la boca, labios o lengua.

Existen muchos tipos de trastornos bucales, como el herpes labial, la leucoplasia y las aftas.

Las irritaciones bucales son dolorosas, pueden interferir en  la alimentación y el habla y generar además de dolor:

Mal aliento y que la infección se expanda a otras zonas de la boca.

Sí ha pasado más de una semana y la irritación persiste se recomienda visitar al odontólogo.

Quien, quizás tome una muestra del tejido afectado para hacerle una biopsia, descartando enfermedades mayores.

Tipos de llagas en la boca

Aftas en la lengua

El afta es una lesión de forma circular u oval de alrededor de un centímetro de ancho que aparecen causando mucho dolor.

Puede aparecer una única afta, así como pueden aparecer varias a la vez.

Aparecen en cualquier lugar de la lengua, usualmente en la punta.

Causando mayor molestia para tragar, en algunas ocasiones se podría extender hasta por varias zonas de la lengua.

Aftas en las encías

Usualmente, cuando aparecen por todo el tejido fibromucoso que es la encía.

Se debe a razones como los aparatos correctivos como la ortodoncia o  protectores bucales.

La encía tiene un color rosa pálido, por lo general, cuando aparece un afta.

Se puede apreciar levantando el labio por el área afectada y viendo el ovalo blanquecino rodeado de  un aro enrojecido.

En ocasiones un afta en la encía, podría contagiarse la piel que recubre arriba del labio en el interior de la boca.

Aftas en la garganta

Cuando las aftas aparecen en la garganta puede deberse a infecciones virales de garganta.

Infecciones bacterianas, síntomas de laringitis o bronquitis.

Cuando el ambiente en el que nos encontremos sea seco, el dolor de garganta se agudizará.

Se debe acudir al médico cuando las aftas en la garganta vengan acompañadas de sangre en la saliva, fiebre alta, mucosidad o pus en la zona posterior de la garganta.

Ampollas en los labios

Estas ampollas pueden aparecer en los labios de uno en uno formando una especie de racimo.

Están llenos de líquido y se forma una costra, estos pueden durar de una a dos semanas y luego desaparecer.

Este tipo de ampolla es muy común y aunque aparece y desaparece en pocos días.

El virus activo puede reaparecer con los años, usualmente aparece en el mismo lugar donde años atrás apareció.

Una manera de prevenir el contagio es no tener contacto físico con personas que tengan la afección.

No compartir vasos, toallas, pañuelos, ya que el virus está vivo en esos tejidos que el afectado utilizó.

Aftas en el paladar

El paladar es la cavidad superior, es decir el techo de la boca y se divide en dos partes.

La bóveda palatina, y el paladar blando, y en el centro cuelga la úvula, en las zonas blandas del paladar es donde usualmente aparecen las aftas.

Esta afta no se diferencia de las demás en lo que respecta al dolor.

Esta particularmente causa grandes molestias porque está en constante contacto con la lengua.

Cuando aparecen en la zona alta del paladar suelen doler más por el roce de la lengua.

Y porque esta zona del paladar es menos blanda y la irritación da la impresión de ser más sensible.

Las razones de la aparición de aftas en el paladar son varias y no se diferencia de las causas las aftas en otras zonas:

  • Mordidas involuntarias
  • Consumir alimentos muy duros o calientes, quemándose o lastimando el paladar.
  • No consumir las suficientes vitaminas que necesita el organismo
  • Cuando se atraviesa un periodo intenso de estrés.
  • Virus, infecciones.

Como bien se explicó anteriormente, las aftas son redondas u ovaladas, de tono blanquecino y rodeadas por un anillo enrojecido.

Raras veces viene acompañado de fiebre, aumento de las glándulas del cuello  y malestar general.

Remedios caseros para curar las llagas en la boca

Esta irritación no distingue edad, aparece en cualquier momento de la vida y sus causas son variadas:

Puede ser por una mordida de la lengua, comer alimentos cítricos, alteración del pH en la boca por una mala digestión

Estrés, enfermedades autoinmunes, alergias, falta de vitaminas, ortodoncia.

La medicina natural es ideal para  curar estas llagas que aparecen en cualquier lugar de la boca.

Ingredientes que tenemos todo el tiempo en casa son el remedio para eliminar esta afección que causa tanta molestia.

Estos remedios caseros son los más eficientes de todos y por eso los recomendamos:

Agua con sal

Uno de los más comunes a la hora de tratar las afecciones de la boca es el agua con sal, la mejoría luego de utilizarlo es considerable.

Los ingredientes a utilizar son muy sencillos porque se tienen en casa.

Solo debes seguir estos pasos:

Ingredientes:

  • Una taza de agua.
  • Dos cucharadas de sal.

Preparación:

  • Coloque el agua a calentar, preferiblemente en la hornilla que en el microondas.
  • Una vez esté caliente dejarla reposar hasta que pueda tocarla sin quemarse.
  • Añada las dos cucharadas de sal y revuelva hasta que esta se disuelva.

Hacer buches y gárgaras con el agua el mayor tiempo posible, para que el activo de la sal actúe sobre la o las zonas afectadas y comience a curar.

Aloe vera

Una forma efectiva para actuar sobre las aftas es aplicar aloe vera que está presente en las pencas de sábila.

La botánica y el gel de la sábila actúan sobre las zonas afectadas acelerando su sanación y dejando un alivio luego de aplicar.

Ingredientes:

  • Agua tibia
  • Una penca de sábila

Preparación:

  • Hervir el agua y luego dejarla reposar hasta que esté tibia
  • La penca de sábila cortarla con un cuchillo y extraer el gel interno.
  • Mezclar con el agua hasta convertirlo en un gel cristalino.
  • Puede aplicarse directamente en la herida o hacer gárgaras con él, este remedio curará en poco tiempo la llaga.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato tiene muchos usos, ya sea para problemas de salud o para la belleza, actúa como antiácido o alcalinizante.

Sus propiedades antisépticas le ayudan a neutralizar el problema de las aftas.

Ingredientes:

  • Una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Una cucharada de agua
  • Una bola de algodón
  • Agua tibia

Preparación:

  • Añada el bicarbonato de sodio al agua
  • Revuelva hasta formar una masa fina
  • Aplíquese sobre las áreas afectadas.
  • Déjela secar por unos minutos hasta que sienta que está seca la pasta.
  • Enjuáguese con agua tibia
  • Repita este proceso dos veces al día hasta curar el afta.

Las aftas desaparecen entre los 7 y 10 días, aunque pueden durar más si el diámetro de estas supera el centímetro, un buen cuidado con alguno de estos remedios caseros aliviaran el dolor y curarán rápidamente la zona afectada.