Alopecia (Calvicie)

Quizás la Alopecia no es para ti un término conocido, se debe a que se le suele llamar calvicie. Y es una afección que afecta a muchas personas.

La alopecia puede darse tanto en hombres como en mujeres, aunque generalmente se le relaciona a adultos de edad avanzada.

Sin embargo, la verdad es que cualquier persona, sin importar edad o sexo, puede padecer la alopecia.

En este artículo te contaremos todo lo que debes conocer sobre esta afección, cómo identificarla, cuáles son sus síntomas y mucho más.

La meta es que puedas estar atento y así acudir a un médico a tiempo por el diagnóstico y tratamiento para evitar su evolución.

¿Qué es la alopecia?

La alopecia es una afección cuya característica principal es la disminución parcial o general de la densidad del cabello.

Esta disminución puede darse de forma localizada o generalizada.

También puede ser temporal o definitiva, y su origen puede estar en diversas causas.

Para entender mejor esta afección, hay que tomar en cuenta que en las condiciones normales el crecimiento del cabello se da en un ciclo.

Este ciclo se compone de tres etapas.

La primera etapa es la del crecimiento, también conocida como anágena.

Tiene una duración que va de dos a seis años y el pelo crece un centímetro por mes.

La segunda etapa es la que se conoce como catágena, y es la etapa de reposo, que puede durar tres semanas.

La tercera y última etapa es telógena, también conocida como la etapa de caída.

Esta última etapa tiene una duración de entre tres y cuatro meses.

Por otra parte, hay que tomar en cuenta que esta puede ser congénita o adquirida.

En tal sentido la alopecia congénita es aquella en la que los folículos pilosos están ausentes.

También puede pasar que ocurran alteraciones estructurales del pelo.

Estas alteraciones puede ser pelo escaso y frágil, lo que lo hace romperse con mucha facilidad.

Cuando se trata de alopecia adquirida, se agrupan de acuerdo al mecanismo patogénico.

Es así como se pueden padecer alopecias adquiridas cicatrizales y alopecias adquiridas no cicatriciales.

En las cicatrizales los folículos pilosos se pierden definitivamente, y en las no cicatriciales permanecen.

¿Cuáles son los síntomas de la alopecia?

Como toda afección, la alopecia incluye una serie de síntomas que permiten identificarla.

Muchas veces se padecen y la persona no se hace consciente o no los relaciona con la alopecia.

Por eso es pertinente que se mencionen, pues de esa forma podremos estar atentos ante estos síntomas y acudir al médico.

A continuación presentaremos los síntomas más comunes y cotidianos de la alopecia:

Señales obvias de la caída

Las señales más obvias se resumen en esas visibles y nada cuestionables caídas del cabello que se evidencian en la almohada.

Cuando al levantarte, si te tomas un tiempo para observar, notas que hay mucho cabello en la cama o almohada, entonces debes estar alerta.

Esto quiere decir que estás perdiendo más cabello de lo que podría considerarse normal.

Por otra parte estas señales obvias también pueden darse al peinarte, si notas que pierdes en el acto una gran cantidad de cabello.

Lo mismo sucede al lavarte el cabello.

Toma en cuenta esas señales, y si se presentan acude al médico especialista de forma inmediata.

Molestias en el cuero cabelludo

Si sientes molestias al peinarte, o sencillamente de forma repentina, lo mejor es acudir al médico.

El especialista podrá determinar si se trata de una dermatitis o de la presencia de hongos.

Toma en cuenta que cualquier de esas patologías son causantes de la alopecia.

Con estas molestias en el cuero cabelludo también se presentan manifestaciones de enrojecimiento.

Se sienten picores y se hacen visibles las zonas despobladas en el cabello.

Caspa o grasa

El exceso de la caspa o de la grasa en el cabello indican que la caída de cabello se debe directamente a la alopecia.

Síntoma exclusivo en el hombre

En el hombre puede darse la alopecia androgenética. Y un síntoma de este tipo de alopecia es la caída de cabello en zonas específicas.

Estas zonas pueden ser la frente, las sienes o la parte superior de la cabeza.

Es una alopecia que se manifiesta con calvicie en la coronilla y las entradas. Esto se debe directamente a predisposición genética.

Síntoma exclusivo en la mujer

En este caso se presenta lo que comúnmente se conoce como calvicie femenina.

Se manifiesta con el debilitamiento del cabello en la parte superior de la cabeza.

Se da lo que se considera un clareo del cabello a causa de la pérdida del volumen y la densidad del cabello.

En las mujeres esta alopecia no genera una calvicie completa, a diferencia del caso de los hombres.

Estos síntomas descritos te permitirán estar alerta e identificar rápidamente la alopecia para someterte a tratamiento a tiempo.

¿Cómo evoluciona la alopecia?

En relación a su evolución, la alopecia tiende a presentar una evolución muy diversa.

Su evolución depende directamente del tipo de calvicie y de las condiciones individuales de cada caso.

Por ejemplo, en el caso de la alopecia androgénica, su extensión y desarrollo está ligado a los genes.

De manera que a medida que los folículos pilosos llegan a ser más susceptibles a las hormonas sexuales masculinas de acuerdo a la predisposición genética.

Por otra parte, los genes también van a determinar en qué medida el folículo capilar será hipersensible a las hormonas.

En el caso de la alopecia hereditaria puede decirse que, mientras más tarde comience la pérdida del cabello, más lenta será la evolución que presente.

Por otra parte, cuando se trata de la alopecia difusa, su evolución dependerá de la enfermedad que origine esta afección.

Si la alopecia difusa tiene un buen tratamiento, puede resolverse este problema con gran rapidez y evitarse así su evolución.

Diagnóstico

Para determinar si se trata de una alopecia u otra enfermedad en el cabello los especialistas recurrirán a algún método de diagnóstico.

Entre las pruebas que normalmente se realizan al cabello y que sirven como métodos de diagnóstico para determinar o descartar la alopecia, están:

Tricograma

Esta es una observación microscópica que se le hace a la raíz del cabello.

El objetivo es identificar los bulbos normales o distróficos, y la fase evolutiva en la que está el pelo.

Fototricograma

Esta es una técnica a través de la cual se compara mediante fotografías una zona del cuero cabelludo.

Esta comparación debe hacerse después de que la zona sea afeitada, es decir, de forma inmediata y luego al pasar unos días.

Con esta prueba se puede observar el crecimiento del cabello y determinar la proporción entre la fase anagen y telogen.

Observación con microscopio

Esta observación se hace al tallo del pelo, después de que ha sido cortado.

Es importante resaltar que en esta prueba se analiza un pelo cortado y no arrancado.

Análisis químico del pelo

Este análisis es útil para determinar si la caída se debe a intoxicaciones accidentales del cabello o a anomalías genéticas.

Con este análisis se pueden observar oligoelementos tales como mercurio, plomo, cobre o arsénico.

Por último, también se pueden recurrir a otros métodos de diagnóstico, entre los que se pueden nombrar los siguientes:

  • Estudio genético
  • Estudio hormonal
  • Biopsia

Es importante que la alopecia no se tome a la ligera, ante la presencia de algún síntoma se debe visitar al médico para que realice su estudio.

Una vez determinado el diagnóstico a través de alguno de estos métodos presentados, procederá a sugerir un tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata la alopecia?

Los síntomas de la alopecia pueden aliviarse para evitar las molestias que producen.

También hay tratamientos que revierten el daño que causan o que pueden llegar a neutralizar la alopecia.

Hay una serie de tratamientos caseros que de igual forma ofrecen y cumples ciertos resultados favorables.

De manera que mostraremos los tratamientos que se pueden aplicar o se recomiendan de acuerdo al tipo de alopecia.

Tratamiento para la alopecia androgénica

La pérdida de cabello determinada genéticamente, puede ser combatida por pocos principios activos.

Es por ello que hay que asegurarse de que los tratamientos que se vayan a adquirir cuenten con efectos que hayan sido previamente demostrado.

Entre esos principios activos eficaces, con efectos previa y científicamente demostrados en humanos, son:

  • Minoxidil
  • Finasterida

En el caso del minoxidil, este actúa sobre el crecimiento capilar.

Se sospecha que su eficacia se debe a que estimula directamente la raíz capilar.

Por su parte, el finasteride es capaz de inhibir la transformación de la testosterona en DHT.

Así disminuye la concentración de DHT a un 70%, generando mejores condiciones para el crecimiento.

El finasteride es un tratamiento solo para hombres, no se recomienda a mujeres, tampoco a niños y adolescentes.

También es importante tomar en cuenta que debido a que este tratamiento afecta el metabolismo hormonal, puede generar efectos secundarios.

Entre los efectos secundarios que genera el finasteride están los problemas de impotencia.

Tratamiento para la alopecia heredada

La alopecia heredada genéticamente depende directamente del momento en el que se establece la caída del cabello.

Es así como el comienzo temprano de la caída es de gran relevancia para la indicación del tratamiento.

En este tipo de alopecia influye también que el tratamiento sea consecutivo.

Al igual que en la alopecia androgénica, las raices capilares pueden atrofiarse si no se aplica un tratamiento a tiempo.

Se debe tomar en cuenta también que después que se ha formado la calvicie en una zona es casi imposible reactivar el crecimiento del cabello.

Para este tipo de calvicie se aplican los tratamientos anteriores, bajo las mismas consideraciones específicas.

Tratamiento para la calvicie femenina

Se ha demostrado que el principio activo minoxidil da resultados positivos en la mujer.

Este principio activo es capaz de frenar la caída del cabello.  Por lo que se ha hecho el tratamiento más habitual en las mujeres.

Es posible que al inicio del tratamiento los resultados pueden ser desconcertantes.

Es entre la cuarta y octava semana del tratamiento cuando comienzan a verse resultados favorables.

Los tratamientos con preparados hormonales en forma de comprimidos también suelen ser efectivos para la calvicie femenina.

Tratamiento para la alopecia areata

Lo primero que hay que saber es que al principio este tipo de alopecia es reversible.

De allí la importancia de un diagnóstico a tiempo.

Cuando la alopecia areata está poco marcada se puede notar mejoría a buen tiempo. Se puede aplicar un tratamiento médico oral o tópico.

De cualquier forma, el tratamento va a depender de la fase evolutiva de la caída del cabello.

Los preparados que se usan para la alopecia en parches redondos, son diferentes a los que se usan en otro tipo de alopecia.

Algunos de os tratamientos ideales para este tipo de alopecia son:

  • Tratamiento inmunológico local con el principio activo DCP (difenilciclopropenona)
  • Tratamiento local con corticoides (crema, solución, espuma)
  • Terapia sistémica con corticoides
  • Tratamiento inmunológico local con el principio activo DCP (difenilciclopropenona)
  • Zinc

Tratamientos para la alopecia difusa

En este caso el tratamiento dependerá de la causa de la alopecia.

Un gran apoyo puede ser un tratamiento con principios activo. En este caso también se recomiendo minoxidil.

¿Por qué se produce la alopecia?

La alopecia se produce debido a una alteración en el ciclo vital del folículo piloso.

Es decir, si se origina una permanente u ocasional pero prolongada interrupción de la nutrición del pelo.

Esta interrupción hace que las células ya no se dividan y por lo tanto se entre en la fase de descanso o caída, que puede prolongarse debido a la alteración.

Causas y factores de riesgo

A continuación enumeramos las causas y factores de riesgos que pueden predisponer o generar condiciones para el padecimiento de alopecia:

  • Alimentación no adecuada
  • Estrés
  • Factores genéticos
  • Procesos infecciosos
  • Hipotiroidismo y otras enfermedades endocrinas
  • Falta de hierro
  • Anemia
  • Interacciones farmacológicas

En cuanto a las interacciones farmacológicas pueden intervenir medicamentos usados en quimioterapias.

También antitiroideos, hipervitaminosis A, anticoagulantes y hipocolesterolémicos.

En el caso de las mujeres hay otros factores de riesgos adicionales, estos son:

  • Disminución de hormonas femeninas
  • Uso de peinados tirantes como coletas
  • Post-parto
  • Aborto
  • Etapa post menopáusica

Si identificas algunas de estas causas o factores de riesgos, acude al médico por un diagnóstico y tratamiento.

Conclusión

Como se ha visto, la calvicie puede ser causada por diversos factores.

Además, se puede dar en personas de ambos sexos y cualquier edad.

Hay tratamientos médicos, y estos deben ser administrados por un especialista, para evitar efectos secundarios.